Lo que aprendemos de los erizos

  • Ten desconfianza de los desconocidos y saca tus púas al aire, pero no estés cerrado siempre, poco a poco aceptalos pero nunca dudes de tus presentimientos, si algo no esta bien refúgiate y afila tus púas.
  • Recuerda hacer ejercicio, aunque la rueda en la que corres parezca siempre llevarte al mismo lugar da una vuelta, mira, verifica, puede que las cosas cambien o tu las hagas cambiar.
  • Los amigos de verdad son valiosos, no los agregues como si fueras a coleccionarlos. No entregues tu amistad a cualquiera.
  • A veces no estamos de buen genio. Si alguien no te gusta muerdelo y luego corre. (este punto puede ser problemático pero lo puedes ajustar, algo como evítalo y apártate)
  • Disfruta el calor que te rodea, estírate y duerme plácidamente mientras dure.
  • Alimentate de manera inteligente. Prueba las frutas y verduras. Guarda el recuerdo de lo que te gusta en un sitio especial de tu mente.
  • Los besitos de erizo no siempre son agradables, pero cuando des uno alégrate y recuerda que sentiste.
  • Disfruta, duerme, alegrate de vivir… no durarás por siempre y el estar siempre amargado o a la defensiva no te hace bien.

Si hasta los erizos se alegran por qué tu no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s