Ella

Quisiera decir que ella es mía y yo soy suyo pero eso nunca sucedió.

Ella nunca fue mía pero yo fui suyo desde el día que me sonrío.

Su corazón estaba cerca al mío pero mis sueños nunca estuvieron junto a mí.

Los sueños se nos enredaron, cada palabra que salía de mis labios no tenían un fin, solo un momento junto a mi quería retenerla, pero no era para mi… yo si era para ella.

Cuantas veces bajo el frío de las estrellas un beso le suplique? no lo recuerdo ya, solo se que sonreía por mis palabras y me dejaba allí, sintiéndome como un niño que no sabe que decir.

Hubiera deseado tenerla entre mis brazos solo un poco más, pero no era para mi y yo soy de ella.

Ahora con el mundo quemándose tras de mi, conduzco en la noche, luego de dejarla con unas flores sobre su recuerdo.

El camino es ancho, ¿donde terminará? Las llantas cantan sobre el asfalto y me recuerdan con cada giro tu nombre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s