Hábitos Zen para adolescentes.

¿Cómo mejorar tu vida y encontrar la felicidad cuando eres un adolescente, y no puedes controlar gran parte de tu vida?

Cambia lo que puedes controlar, y deja de tratar de controlar todo lo demás.

Tu puedes mejorar tu vida cuando estás todavía bajo control de tus padres. No es fácil, lo admito. Pero hay muchas cosas que puedes hacer, no importa cuál sea tu situación.

Por ejemplo … si tus padres están constantemente haciendo que te enfades, siempre controlando tu vida y no te permite hacer lo que quieres hacer, ¿cómo manejar eso?

Prueba esto:

Mira todas las interacciones con tus padres como una oportunidad.
Es una oportunidad para practicar la paciencia.
Es una oportunidad para practicar la empatía y ejercer compasión por los demás.
Es una oportunidad para dejar de lado las expectativas que tienes sobre lo que los demás deberían hacer.
Es una oportunidad para dejar de desear cosas que no son posibles
Es una oportunidad de ser agradecido frente a las frustraciones.

Sé que es frustrante cuando no puedes hacer lo que quieres hacer. Los adolescentes se están convirtiendo en adultos, y sin embargo no se les da la libertad, el respeto, los derechos de los adultos.

Sin embargo cabe aclarar que los derechos y privilegios se ganan poco a poco, no es cuestión de cumplir cierta edad (número de años) y de manera automática ganas privilegios y acceso a un mundo libre. Inclusive los adultos con sus caras serias y ropa bonita deben cumplir normas, requisitos y obligaciones, las cuales en ocasiones no son del todo agradables.

De todos modos, este es el mundo en que vivimos. Entonces, ¿cómo los adolescentes pueden hacer frente a esto? Algunas sugerencias:

  1. Deja de tratar de cambiar lo que no puedes.
    Se consciente que no puedes cambiar a tus padres. Puedes ser capaz de cambiar tu situación con medidas drásticas, pero yo no lo recomendaría. En cambio, puedes dejar de lado los deseos que tienes de que las cosas sean diferentes. Las cosas no son diferentes, y desear que sean diferentes sólo conduce a frustraciones. Aceptar las cosas como lo que son, ver a la gente por lo que son, y trabajar con esa realidad.
  2. Averigua lo que puedes cambiar.
    Incluso si tienes algunas libertades, siempre hay pequeñas cosas que pueden cambiar. ¿Puedes dedicar unos minutos a hacer algo de meditación? ¿Puedes comer más frutas y verduras? ¿Puedes caminar más? ¿Que tal ver menos televisión y encontrar unos minutos para crear algo o leer un libro? ¿Has pensado en escribir un blog? ¿Que tal hacer algo de ejercicio en tu habitación? ¿Puedes aprender a ser más agradecido en cada interacción con los demás? ¿Se puede sonreír más? Hay montones y montones de pequeños cambios que puedes hacer, incluso si no puedes hacer los grandes cambios que te gustaría hacer.
  3. Siempre se puede cambiar de opinión.
    Aprender a vivir el momento. Aprende a ser consciente de tus pensamientos. Aprender a eliminar los pensamientos negativos. Aprende a ver las oportunidades en todo. Aprende a ver los errores y fracasos como una oportunidad para aprender y mejorar. Aprende a ser agradecido, y compasivo y amable.
  4. Aprender a vivir sin control de tu vida.
    Si sientes que no controlas gran parte de tu vida, si en realidad no la controlas… ¿adivina qué? Eres como el resto de nosotros. Sólo pensamos que tenemos control sobre nuestras vidas, pero es una ilusión. En su lugar, aprende a renunciar a ese control, y trata cada momento como se presente.

Ya no soy un adolescente, así que lo que digo puede parecer irrelevante, presuntuoso. Pero yo era un adolescente, una vez. Yo soy hermano de dos adultos que fueron adolescentes y actualmente soy amigo de varios adolescentes y algunos ahora adultos. Hago mi mejor esfuerzo para mostrar respeto y compasión, pero se que todavía los adolescentes se sienten frustrados. Si pudieran aprender estas lecciones, estarían muy por delante de la mayoría de la gente.

Posdata: Los adolescentes que se encuentran en situaciones de vida que involucran abuso físico o sexual deben contarle a alguien (preferiblemente un adulto responsable) y conseguir ayuda. Esto no está en contradicción con mi consejo, en realidad se pueden controlar las malas situaciones por obtener ayuda de otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s