Lluvia lenta

Hoy llovió despacio mientras tus pasos se alejaban en el camino.
Gotas silenciosas flotaban sobre nuestras cabezas cuando todo terminaba.
Lejanos truenos guardaban silencio para poder escuchar las 10.000 razones que diste para no quererme mas.
Los charcos de agua (lluvia) estaban pendientes de cada señal cruzada que me enviabas.
Llovía despacio y mi corazón estaba seco.
La ciudad se detuvo, los carros dejaron de rodar, la gente se detuvo en medio de su carrera para evitar mojarse. El tiempo se detuvo.
Te juro que te hubiera dado el amanecer desde aquí en adelante, hubiera empacado lo poco que tengo y hubiera huido contigo a donde quisieras.
Pero el tiempo paso, y hoy llovió despacio.
Me marcho salpicando entre los fríos charcos.
El tiempo continuó. Te deseo lo mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s