Dejas todo (o muchas cosas) para después?

El dejar tareas, metas, proyectos, para “despuesito…” es un problema mas común de lo que se cree. Nos a afectado a todos en el transcurso de nuestra vida y en especial cuando esa tarea no nos llama mucho la atención de realizarla.

El problema se sale de control cuando se convierte en algo frecuente, del día a día y cuando menos nos damos cuenta llegó el fin de semana y tenemos tareas acumuladas desde el principio de semana.

Este problema se le conoce como “Procrastinación”. Wikipedia la define como:

La procrastinación (del latín: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro) o posposición, es la acción o hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes y agradables.

Se trata de un trastorno del comportamiento que tiene su raíz en la asociación de la acción a realizar con el cambio, el dolor o la incomodidad (estrés). Éste puede ser psicológico (en la forma de ansiedad o frustración), físico (como el que se experimenta durante actos que requieren trabajo fuerte o ejercicio vigoroso) o intelectual. El término se aplica comúnmente al sentido de ansiedad generado ante una tarea pendiente de concluir. El acto que se pospone puede ser percibido como abrumador, desafiante, inquietante, peligroso, difícil, tedioso o aburrido, es decir, estresante, por lo cual se autojustifica posponerlo a un futuro sine die idealizado, en que lo importante es supeditado a lo urgente.

Como solucionar esto?

Primero debes darte cuenta que en serio estas dando largas a las cosas. Como otras adicciones o problemas primero debes reconocer y aceptar que tienes un problema.

Pero no te quedes lamentandote… actúa: una forma fácil y rápida para solucionar esto es dar prioridades a tus tareas (pero prioridades reales) y actuando de acuerdo a ellas. Una llave del agua que gotea debe tener mas prioridad que ver un programa de tv (no te parece?)

Como sabes que tareas debes darle prioridades? recuerda realizar cosas simples para problemas simples. No necesitas encender el pc y buscar un programa “mágico” que te ayude a hacer las cosas y tener control sobre tu vida. Algo tan simple como una hoja de papel (o un tablero borrable) puede ayudar a tener tus tareas, listas y prioridades en orden.

Realiza tu lista de tareas diaria, coloca prioridades y ve tachando o borrando las que ya cumpliste, de esta forma sentirás un sentido de logro al ver como tus tareas disminuyen.

Y las tareas que no se terminan en el día? esa tarea debe tener una prioridad mayor en el siguiente día… y si pasa a la lista del tercer día? pues es el momento de actuar…

Claro que si la tarea que estas prorrogando día tras día no depende tanto de ti (esperas una información para completar la tarea) entonces la meta del día debe ser (en este ejemplo) hablar, llamar, insistir a la persona que te dará la información para así completar tu tarea.

Estos son algunos consejos que intento aplicar en la vida diaria (tanto laboral como personal).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s